Lo que NO debes hacer al visitar a un recién nacido

Muchos cometemos errores inocentes a la hora de visitar a un nuevo bebé y a su madre. Es normal querer compartir la alegría con sus padres. Te damos una larga lista de consejos para no incomodar en el momento de la visita. Toma en cuenta las siguientes recomendaciones:  Llamar siempre antes de hacer la visita […]

Muchos cometemos errores inocentes a la hora de visitar a un nuevo bebé y a su madre. Es normal querer compartir la alegría con sus padres. Te damos una larga lista de consejos para no incomodar en el momento de la visita.

Toma en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  • Llamar siempre antes de hacer la visita y no “ofenderse” si para los papás no es el momento oportuno.
  • Nunca visitar a una flamante mamá y a su bebé si estás enfermo, así sea un leve resfrío.
  • No fumar antes de visitar al bebé.
  • No echarse perfume.
  • Lavarse las manos antes de tomarlo en los brazos.
  • Jamás despertar al bebé bajo el argumento “justo que vine y no puedo verlo despierto.”
  • No comparar con otros bebés,”el mío dormía toda la noche desde el primer día …”
  • No comentar jamás, “ese bebé tiene hambre, por eso llora”.
  • Evitar el comentario “Tu leche no le alcanza.”
  • Ser respetuoso haciendo visitas cortas y no pretender pedir algo de comer y quedarse como cuando el bebé aún no había nacido.
  • Saber que la mamá necesita tranquilidad para dar el pecho.
  • No caer de visita con muchos niños.
  • Si el bebé tiene hermanos dedicarles atención, ellos la necesitan y “mucho”.
  • Sobre todo, ponerse a disposición de los papás y ofrecer cualquier ayuda que pueda colaborar en un momento tan especial en que se sienten felices, pero muy agotados.
COMPARTIR