Cuando un bebé llega a la familia todos pretenden homenajear al niño y a los padres con regalos para celebrar la ocasión. Muchas veces, el problema de esos obsequios es que resultan inútiles, ponen a los papás en el compromiso de prestarse a usar objetos que no van con su gusto o simplemente se repiten demasiado. Para evitar estos regalos que quedan acumulados, condenados al olvido.

1 – Bañera alta: es una bañera con pie, que cumple una doble función de cambiador. Evita el incómodo y doloroso movimiento de agacharse cada vez que se baña al bebé, que termina generando fuertes dolores de espalda y cintura. Además, al estar mejor posicionados, provoca menos miedo a los padres en los difíciles primeros baños.

2 – Bañera plegable o inflable: ideales para casas chicas o aquellas donde queda poco espacio para acumular más objetos. Se utilizan dentro de la bañera de adultos o en el sector de la ducha, de la misma forma que una bañera tradicional de plástico.

3 – Aro de baño: lleva ventosas y se acomoda, fijado con éstas, dentro de la bañera de adultos. Permite tener las manos libres para bañar al bebé, ya que lo contiene sin peligro. Todo depende de la edad, el tamaño y de cada niño, pero pueden utilizarse desde que el momento en que el nene sostiene la espalda y se sienta solo.

4 – Almohadón de amamantar: de los objetos más utilizados mientras el bebé es lactante. No solo lo eleva cuando la madre lo apoya  allí para alimentarlo, sino que, por su forma de “U”, también sirve para contenerlo mientras duerme.

5 – Silla booster para comer: otro regalo perfecto para familias que viven en departamentos pequeños. Se acomoda en una silla normal por medio de tiras de seguridad, lo cual evita sumar un mueble más como lo son las sillas de bebé tradicionales en la cocina. Además, es fácilmente transportable y muy segura.

6 – Esterilizador de mamaderas: si preguntan a padres y madres, va a resultar innumerable la cantidad de mamaderas que se quemaron olvidadas en una cacerola con agua, que pretendía ser esterilizada. Este aparato que funciona de forma eléctrica y con vapor, sirve además para calentar la leche y cocer verduras al vapor. Tres funciones en un solo electrodoméstico.

7 – Almohadón nidito: se acomoda alrededor del bebé para emular su sensación intrauterina. Contiene al niño e impide la pérdida de calor.

8 – Juegos didácticos tipo encastre: estimulan el desarrollo de la motricidad y de las funciones cognitivas. Además, ayudan a reconocer formas geométricas y colores.

9 – Ropa con tamaño que concuerde edad y estación del año: un problema recurrente entre quienes regalan ropa para los bebés es la no coincidencia entre el tamaño de las prendas y el clima que habrá cuando ese nene pueda usarla. Para comprar indumentaria, tener en cuenta que, si nace en enero, una campera por ejemplo, deberá ser en talle para seis meses, por lo menos.

10 – Pañales: el más infalible de todos los obsequios. Pueden comprarse cualquier tamaño, con la certeza de que siempre se van a usar. Además, debido a su precio y a su numeroso uso, genera un importante ahorro para los padres.

Los NO rotundos

– Gorritos para recién nacido: es un accesorio que se usa pura y exclusivamente en la clínica. Con uno, más que suficiente.

– Elementos para decorar la habitación: la ornamentación de la habitación del bebé es algo absolutamente personal de los padres. Los colores, los personajes y los tamaños de cada adorno o accesorio son elegidos por los papás con mucha ilusión. Al comprar un regalo de este tipo, es preferible preguntar antes.

 

Fuente: www.elclarin.com

COMPARTIR