Si tienes niños pequeños en casa, la reacción ante un sismo puede ser complicada para ellos. Sin embargo, como padre puedes informarles y prevenirlos acerca de los riesgos que podrían provocar este catástrofe natural.

De esta forma, les enseñarás qué hacer ante un caso de tal magnitud y, por ende, salvarles la vida.

Para ello se recomienda lo siguiente: 

1. Explícale por qué suceden los terremotos

Con mucha paciencia conversa con ellos y explícales que la tierra se mueve por diversas causas. Una vez hecho esto, haz que el niño o la niña participe en las medidas básicas de prevención, como armar un botiquín con gasas, alcohol, algunas medicinas y agua.

2. Enséñale cómo puede ayudar a estar prevenidos

Si tu hijo ya tiene una edad con más consciencia, muéstrale información en la Web sobre el protocolo que debe seguir  y cómo usar las aplicaciones que existen para avisar sobre los temblores.

3. Planifica con ellos los pasos a seguir

Hagan un dibujo que muestre las zonas de riesgo y las rutas de escape. Ubiquen los sitios seguros de su colonia, escuela o zonas cercanas. Acuerden juntos los puntos de reunión si llegaran a separarse.

4. Pídele que te ayude a evaluar los daños

Si ya pasó el temblor y están bien, realiza la revisión de rigor en la casa para buscar grietas u otros problemas. Pídele que te ayude a localizar lo que se vea en malas condiciones para que así sepa que los temblores pueden ser frecuentes y que se tiene que revisar el entorno.

5. Recomiéndale métodos de supervivencia

Explícale lo qué es el “triángulo de la vida”, que según los especialistas te puede proteger en caso de un derrumbe al buscar objetos con los que puedas formar esa figura geométrica con tu cuerpo.

Recuerda que ante cualquier desastre, siempre es mejor contar con información pertinente para poder sobrevivir.

Fuente: www.vanidades.com

COMPARTIR