Esto es lo que debe comer un niño con asma

Inhaler

Si tu hijo padece alguna enfermedad o condición especial, la alimentación es primordial. Hay variados alimentos que acidifican el organismo produciendo una inflamación muy desagradable que propicia que se agudicen síntomas si se padece de alguna condición de cuidado. Durante su desarrollo son fundamentales los nutrientes que su cuerpo recibe, si tu hijo tiene una […]

Si tu hijo padece alguna enfermedad o condición especial, la alimentación es primordial. Hay variados alimentos que acidifican el organismo produciendo una inflamación muy desagradable que propicia que se agudicen síntomas si se padece de alguna condición de cuidado.

Durante su desarrollo son fundamentales los nutrientes que su cuerpo recibe, si tu hijo tiene una condición especial como el asma, estas son las claves para su alimentación:

1.- Incluye a diario una buena cantidad de frutas y verduras, en especial aquellas que contengan vitamina C y E, ya que ayudan a evitar que los pulmones se irriten. Elige frutas como la manzana, el melón y la zanahoria.

2.- Elige alimentos ricos en magnesio y potasio. Estudios demuestran que el magnesio puede reducir los síntomas del asma así cómo ayudar al mejor funcionamiento pulmonar. Beneficioso resulta el consumo de semilla de girasol y palta

3.- Incrementa el consumo de alimentos con Omega 3 y reduce el consumo de Omega 6

4.- Evita los alimentos que contengan aditivos y preservativos en exceso. Mientras menos procesados sean mejor. Algunos de ellos son disparadores del asma especialmente el glutamato monosódico y los sulfitos

5.- Además de incluir alimentos como la palta, plátano, brócoli y la espinaca agrega semilla de girasol y leguminosas.

6.- Busca fuentes de proteína rica en nutrientes como el salmón o pescados blancos y reduce lo más posible el consumo de carnes rojas.

7.- Se pueden tomar suplementos, no todos al mismo tiempo ya que hay que variarlos a lo largo del año por periodos de 3 meses. Consulta siempre al pediatra

8.- Mantén en niveles saludables la vitamina B6 ya que ésta reduce la intensidad y frecuencia de los ataques de asma.

 

Finalmente estamos hablando de una dieta antiinflamatoria, rica en una gran variedad de alimentos frescos y en lo posible sin productos procesados. Este tipo de dieta tiene grandes beneficios para cualquier persona y en especial para que ellas que padezcan enfermedades crónicas. Atrévete a llevar esta alimentación y pasada una semana verás los cambios, luego incluye a tu hijo.