¿Cómo enfrentar las preguntas de tu hijo sobre la ausencia del padre?

Si decidiste afrontar la maternidad sola, un importante reto será contarle a tu hijo sobre esto. Tranquila que los tiempos han cambiado y ya no es algo “malo” ser soltera, al contrario es una apuesta a la vida. 1.- Emplea palabras y expresiones que tu hijo pueda entender simplifica el lenguaje para que lo comprenda […]

Si decidiste afrontar la maternidad sola, un importante reto será contarle a tu hijo sobre esto. Tranquila que los tiempos han cambiado y ya no es algo “malo” ser soltera, al contrario es una apuesta a la vida.

1.- Emplea palabras y expresiones que tu hijo pueda entender simplifica el lenguaje para que lo comprenda todo.

2.- Sé sincera, la verdad es siempre la mejor opción, no inventes historias alternativas ni las adornes.  Ser madre soltera es una opción de vida valiente e igualmente bella que hacerlo en el contexto de una relación de pareja.

3.- Prepárate para sus preguntas y crea un entorno de confianza y comodidad al momento de conversar

4.- Puedes también apoyarte con libros de literatura infantil. Un libro llamado “Cloe quiere ser mamá” de Rosa Maestro es una bella opción para abordar este tema.

5.- Ten la precaución de no hablar mal del padre cuando estés en contacto con él o no. Tampoco caigas en la idealización del padre ausente.

6.- A partir de los 4 o 5 años, los niños ya pueden empezar a apreciar diferencias entre ellos y sus compañeros así es que mientras antes abordes el tema, más certidumbre le darás.

7.- La mente de los pequeños funciona con conceptos de bueno y malo por lo que es importante que entienda que todas las opciones familiares son buenas.

8.- Permite todo tipo de preguntas, y en todo orden de cosas, no solamente con respecto a la maternidad, así es como los temas dejan de ser tabú.

Relájate tú también con el tema. Tu opción es personal y no tiene por que agradarle a todo el mundo. A los que te apoyen, bienvenidos y a quienes no lo hagan, pues a esos no debes darle explicación alguna de tu vida o la de tu hijo.

COMPARTIR