El ronquido de un niño puede ser síntoma de una enfermedad que necesita tratamiento

Así como los adultos, algunos niños no logran descansar profundamente a pesar de hacer todos los rituales posibles como acostarlos temprano, contarles un cuento y respetar el silencio de la casa. Algunos niños roncan, lo que indica que no entra el suficiente aire a sus pulmones, a esto se le conoce como apnea infantil; lo […]

Así como los adultos, algunos niños no logran descansar profundamente a pesar de hacer todos los rituales posibles como acostarlos temprano, contarles un cuento y respetar el silencio de la casa.

Algunos niños roncan, lo que indica que no entra el suficiente aire a sus pulmones, a esto se le conoce como apnea infantil; lo que puede ocasionar alteraciones en su desarrollo a nivel cognitivo.

Esta patología además del ronquido, se manifiesta cuando un niño para de respirar de forma repetida. Por eso es tan importante estar alertas a la forma de dormir del niño, sobre todo analizar si ronca, tiene un sueño agitado, aprieta la mandíbula o no controla las ganas de ir al baño en la noche.

Esta enfermedad se da porque se cierra la faringe por oclusión de anginas y/o vegetaciones y no llega aire a los pulmones.

Aunque puede parecer que nones tan grabe, ya que el niño sigue durmiendo, el problema es que no lno logra descansar bien. Esto lleva consigo una serie de inconvenientes que no siempre nos damos cuenta que está ligado a esto, entre ellos se cuenta que el niño puede tener bajo rendimiento escolar, dificultad para concentrarse, alteraciones psíquicas, problemas en el desarrollo del crecimiento e incluso complicaciones cardiovasculares en los casos más graves.

Si ves que tu hijo tiene algunos de estos síntomas, debes acudir con el pediatra de tu hijo, para que pueda diagnosticar el problema. Una posibilidad es extraer las amígdalas y adenoides o una máquina que bombea aire a presión (respirador), para que el niño pueda respirar sin problemas mientras duerme.

COMPARTIR